Reforma en el centro de Vitoria

Ubicado en una céntrica calle de Vitoria-Gasteiz se encuentra nuestro último proyecto de reforma integral. Un edificio con mucha historia en pleno pulmón de la ciudad. 

En este tipo de edificios, existen verdaderas joyas: vigas antiguas de madera, materiales originales de construcción, puertas, mirillas… lo teníamos claro, debíamos conservar e incluso potenciar estos elementos y dejarlos a la vista.

Las vigas antiguas de madera las hemos mantenido. Queremos además conseguir que resalten más y manteniendo ese tono oscuro conseguimos hacerlo contrastando con el color claro trabajado en el resto de la casa.

Hemos cambiado el suelo de toda la vivienda por uno de roble claro incluida la cocina. Unificamos los espacios con el mismo suelo y pintamos todas las paredes de color blanco y tonos arena  para conseguir así dar mayor amplitud, calidez y luminosidad a toda la casa. Solo hemos pintado una pared en el salón de azul petróleo para crear una sensación de mayor profundidad y así también ocultar visualmente la televisión además de aportar elegancia a la estancia.

Hemos diseñado la cocina adaptándonos al reducido espacio y a las necesidades del cliente. Lo mismo ha ocurrido con el baño. Teníamos una puerta batiente que no permitía el paso al inodoro. En un baño tan pequeño conseguir espacio y comodidad era nuestra prioridad, así que  la hemos cambiado por una puerta corredera dejando un acceso mucho más cómodo y amplio. Hemos colocado un plato de ducha extraplano y un inodoro compacto para conseguir más espacio. El mueble de lavabo lo hemos diseñado en ángulo estudio a medida y lo hemos fabricado teniendo en cuenta que debíamos adaptarlo a un lavabo de porcelana para que encajara a la perfección en el hueco.

El acceso a la segunda planta se realiza a través de una escalera de madera y hierro con una barandilla solo en la parte superior de la casa realizada con cuerdas. Escalera   diseñada por ángulo estudio. Una vez accedemos al piso superior nos encontramos con la zona de descanso. Debido al techo abuhardillado hemos buscado soluciones para el almacenaje y buscado una doble funcionalidad para aprovechar al máximo el espacio. El tabique de media altura que hay detrás de la cama, hace de cabecero y a su vez llevará un armario a medida detrás para guardar zapatos, bolsos… Aún quedan algunos detalles pero iremos terminándolos poco a poco.

También hemos realizado un estudio de iluminación para toda casa. Hemos colocado luces indirectas que se proyectan sobre paredes y techos, muebles y otros rincones para crear ambiente y evitar zonas de sombra. Son luces prácticamente ocultas que hacen que la luz se disperse de manera difusa y logra también ampliar visualmente el espacio. En la habitación se ha trabajado además con luces de apoyo para conseguir calidez y crear un ambiente diferente.

En esta casa tan pequeña, aprovechar cada rincón ha sido muy importante, de manera que no por ser un espacio pequeño, ha sido un proyecto más fácil.



Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies